13 de agosto de 2014

Cancionero: Pasodoble Los Bruceslitos

Pasodoble Los Bruceslitos

Jesús Bienvenido tiene todos los años un pasodoble para cantarle a Cádiz. Hay veces que ese pasodoble primero pasa por el teatro para después quedarse y perderse en las calles gaditanas más acogedoras. Pero en otras ocasiones ese pasodoble nace directamente en la calle, como el Bruceslito de este año, nacido en Pasquín, aunque se sienta de Pekín. Y yo tengo la impresión de que los que suenan sólo en las calles, suenan más a Bienvenido, tienen impregnado su sello en cada uno de sus versos y las cadencias propias de este autor se marcan más cuando no tiene que pasar por el escrutinio del concurso. Con el grupo que tiene es algo que se puede permitir, pero si algo se le puede achacar a la excelente musicalidad de las composiciones de Bienvenido es que cada vez resultan más difíciles de cantar para el aficionado no iniciado o con poquita voz. Pero por otro lado, cada vez resultan más deliciosas de escuchar.

12 de agosto de 2014

El Barrio ha vuelto

He vuelto de El Barrio

Los barrieros estamos de enhorabuena. Después de algo más de 3 años y un regustillo algo extraño que había dejado su último disco –el más rockero y menos flamenco de todos– vuelve El Barrio con uno de esos temas que no pertenecen a un género, sino a un estilo: el suyo propio. El estilo que lleva décadas trabajándose y que nos ha enamorado a todos en algún momento u otro. La letra de la canción es como un buen pasodoble de presentación: es todo lo que necesitas oir y saber antes de seguir escuchando el resto. Y la música se puede permitir el lujo de caer en la sencillez. Como veréis es una canción con muy pocos acordes y sin ningún cambio de tono ni de ritmo rebuscado. Las frases melódicas son las de El Barrio de siempre, totalmente reconocible en cualquier verso que oigas, incluso algunos guiños musicales a sus propias canciones. La autorreferencia es otro de sus sellos. Y sin más, os dejo disfrutar de esta pequeña joya, que sirva para abrir boca porque yo ya estoy deseando aprenderme el disco entero. Para todos los barrieros: He vuelto.

5 de agosto de 2014

Cancionero: Popurrí Los pavos reales

Popurrí Los pavos reales

Esta vez los candidatos para el #VotoAcordes de la semana lo habéis elegido vosotros directamente. Yo lancé un tuit como el que tenéis en la columna de la derecha para que propusieseis vuestros candidatos dejando el ganador a vuestra completa voluntad, y vaya faena, pues el ganador ha sido el popurrí de Los pavos reales, chirigota clásica de tintes históricos como ya vimos en este artículo sobre los Carapapa, y uno de los mejores popurrís de la historia de la Chirigota. Y la faena no es por la agrupación ni por la calidad, sino por la palabra popurrí: 8 minutos de acordes repartidos en 7 u 8 cuartetas cuyas músicas en principio no tienen nada que ver. Pero este popurrí es bueno hasta en la selección musical y el montaje lo tiene muy trabajado. Todas las cuartetas van tocadas al aire, sin tener que recurrir a la cejilla. Tiene bastante mérito engarzar 8 cuartetas sin tirar de cejilla ni una sola vez. Además, prácticamente todo el grueso del popurrí se mueve en la tonalidad de Mi mayor con cambios a Mi menor, excepto la primera y la última cuarteta, lo que nos permite utilizar los mismos acordes casi todo el tiempo. Los ritmos utilizados son muy sencillos, al alcance de cualquier guitarra aficionado al Carnaval, pues son los ritmos básicos: tanguillo, rumba, 4/4...

2 de agosto de 2014

Cancionero: Pasodoble Los cuenterete

Pasodoble Los cuenterete

Siento la tardanza, este pasodoble se tendría que haber publicado el 17 de Julio y llega con 15 días de retraso. En menos que eso te hacen una comparsa unos que yo me sé. El caso es que mi amigo @gome69 me llamó para decirme que estaba de camping en Los Caños – uno de esos paraísos terrenales que tenemos en la provicia de Cádiz – pero que no podían cantar Carnaval porque no tenían guitarra. Comprenderéis que no pude consentir que mis amigos se encontraran en esas precarias condiciones, por lo que me colgué la sonanta al hombro, cogí el autobús y me colé en una de esas playas donde las noches carnavalescas adquieren tintes mágicos. El humo tendrá algo que ver, pero nunca falla. El Carnaval se hace para eso, para las playas, para los campings, para las barbacoas, para las noches mágicas de verano. El Carnaval se canta en círculo y con un vaso en la mano. Ahí es donde de verdad todo cobra sentido. Ahí es donde termina el ciclo de las coplas y donde vuelve a comenzar. 

Y dejando las divagaciones a un lado, os devuelvo lo que os debí, el pasodoble de la comparsa Los cuenterete de D. Jose Luis Bustelo @JLBustelo, una auténtica maravilla musical. Un pasodoble hecho a tenor y para el tenor. Los contraltos y la segunda lo acompañan a la perfección, pero quien de verdad luce es el tenor. Y aunque eso debiera ser la norma y seguramente hace unas cuantas décadas era ley, hoy en día es prácticamente imposible escuchar un pasodoble – sobre todo en Comparsa – donde se pueda identificar la voz del tenor todo el tiempo y menos aún que las armonías más bonitas se reserven para esta voz y no para los contraltos. Pero a D. Bustelo, que es un romántico, sí le gusta cuidar esos detalles. 

15 de julio de 2014

Cancionero: Pasodoble Enemigos Íntimos

Pasodoble Enemigos Íntimos

El pasodoble clásico viene de Chiclana, al menos en estos dos últimos años. Recordábamos el otro día a la chirigota Vamos Tirando y a su maravilloso pasodoble, que yo llamo "El pasodoble de los 7 pellizcos". Pues resulta que no es el único en su especie, ni siquiera el primero. En realidad es una técnica de tortura milenaria que se viene usando desde los Tartessos para combatir a los enemigos y expulsar a los invasores. Como ya sabréis, la tortura consistía en cantarle al preso la selección de pasodobles más viscerales de la antología, los que llegaban al alma antes de pasar por el oído. Quien no haya oído hablar de este inhumano sistema de trato a los reclusos se sorprenderá de una tortura aparentemente tan liviana como ésta. El verdadero castigo viene cuando se le atan las dos manos a la silla para que no pueda acompañar el ritmo con los nudillos. Eso es lo que los vuelve locos de verdad. Se han dado casos de presos arrancándose la mano a mordiscos con tal de no luchar contra ese impulso. El popurrí de coro también es un invento de aquella época, diseñado para torturar a grupos numerosos. Era más rápido, más fácil y no se necesitaba gente especialmente cualificada para realizar la tortura. Todavía se recuerdan de aquella época letras míticas como "Hay quien dice que Gades no tiene Circus", "Un 4 de diciembre muere un Malakatense" o la tan recordada y señalada copla conocida como "Los sestercios arcaicos".